Thailer Fiorillo - SomosPanasColombia
  • Thailer Fiorillo

    Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

    El día para Thailer Fiorillo empieza muy temprano, desde las 5 de la mañana su celular ya le está notificando que hoy será uno de esos días en los que conocerá una gran historia. No es para menos, Thailer se ha dedicado a retribuir la ayuda que él alguna vez recibió cuando llegó a Colombia.  Las historias que conoce lo convencen cada día de que ayudar a los demás ha llenado su vida de alegría y felicidad.

    Mario Andretti decía:

    El deseo es la clave de la motivación, pero es la determinación y el compromiso absoluto a lograr tu meta lo que te permitirá lograr el éxito que buscas”.

    Todos crecemos con unas metas por cumplir. De hecho, enfocamos nuestras vidas con el fin de conseguirlas. La historia de Thailer es de esas que están listas para convertirse en un gran guion de película. Es una persona que desde hace mucho tiempo supo qué era lo que quería en esta vida. Soñaba con estar rodeado de sus amigos, tener una familia unida, poder ser abogado y alternar esto con su pasión por el comercio y, efectivamente, así lo hizo.

    Este venezolano de 39 años oriundo de Caracas, pero criado en Turmero se propuso cumplir todas sus metas a corto plazo.

    Estudié mi carrera en la Universidad Bicentenario de Aragua, me gradué y me especialicé en el área mercantil. Monté mi propia empresa de importaciones y practicaba de forma paralela mi profesión; estaba bien, estable, solvente, en mi juventud ya tenía mi hogar y mi familia constituida”.

    Thailer, su esposa y dos hijos tuvieron que dejar atrás todo lo que habían conseguido en su país. De la nada, su estadía en Colombia se volvió permanente.

    “Primero mis hijos y mi esposa, lo demás después se puede conseguir”. – Thailer Fiorillo

    Quien conoce por primera vez a Thailer se lleva la impresión de que está hablando con una persona llena de paz interior; su paciencia y humildad van unidas de su gran talante y energía, tal vez por esto ha soportado todo lo que la vida le ha puesto en frente.

    En Turmero quedó su empresa, amigos, bienes e incluso su profesión. Ante este extraño giro del destino (que hubiera hecho que muchos simplemente tiraran la toalla) Thailer no se venció y se propuso empezar de nuevo.

    Soy un todero, en este momento estoy en todos lados, no me dejo morir en esta ciudad. He servido de mesonero, chofer, en los carnavales me dedico al comercio informal; para mí, mi oficio no es un tabú. Por tu familia y por alcanzar tus metas no hay pena ni distinción”.

    Como él mismo dice, sus sueños están en un letargo. Ahora lo que lo motiva a seguir adelante es crear un ambiente sano y seguro para sus niños y hacer que ellos cumplan sus propias metas.

    Como alguien que llega a un nuevo país uno debe acostumbrarse a empezar de cero, muchos de los migrantes asiáticos, árabes, portugueses y colombianos que conocí en Venezuela empezaron como yo y antes de irme ya eran los dueños de grandes empresas”.

    Devolviendo la ayuda que en su momento él recibió

    Luego de haberse adaptado, Thailer empezó a ayudar a los demás, realiza brigadas de salud y de higiene. En su nueva ciudad ha liderado varias acciones sociales en pro de los desposeídos.

    Empecé dando asesoría jurídica y poco a poco me he involucrado en ciertas áreas que no manejaba. Todos los días me llegan casos distintos, como los de documentación”.

    Cada día conozco una historia que te pega. Cuando las escuchas das gracias porque mal o bien estás mejor, trato de ayudar a esas personas, a veces el bolsillo no me da, pero tenemos a esos ángeles que uno se encuentra en el camino y nos dan ayuda, a veces la ayuda no es económica es de apoyo moral y es muy buena”.

    Colombia, un mundo lleno de oportunidades para un hombre solidario

    Decirte que ahora quiero más a Colombia que a Venezuela sería mentirte porque es como cuando te preguntan ¿qué hijo quieres más? Son amores distintos, pero es un mismo amor, para mi Colombia y Venezuela son una sola”.

    Haber dejado todo atrás, incluido sus sueños, demuestran que cuando uno tiene que responder por los suyos las metas cambian, en este momento su única alegría es la de poder brindarle un mejor futuro a su familia.

    Es un mundo lleno de oportunidades, sobre todo para mis hijos. En Colombia es más seguro, la economía es estable, lo que pasa es que a lo mejor el colombiano no lo ve porque no ha salido del país, pero uno que viene de otro lugar lo comprueba al instante”.

    El gran aprendizaje es tener humildad y un buen corazón, yo lo dejé todo atrás, de alguna u otra manera esa humildad te prepara y te arma. Trato de dejar una huella en lo que hago”.

    No alcanzaría el espacio para seguir hablando de cuán agradecido está Thailer con esta tierra que lo acogió. Por el momento sigue trabajando para poder afianzarse en su nueva ciudad. Como todo un luchador Thailer sabe que esta vida tiene más de un round y él está listo para el segundo asalto.

    Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
  • You may also like

    Sin comentarios

    Deja una respuesta