Mitos vs.
Personas reales

Cuando una persona llega a un nuevo país, como refugiada o migrante, debe lidiar con una serie de situaciones vitales: garantizar el alimento, la vivienda, el acceso a la salud, el empleo para poder apoyar a su familia que lo acompaña y a quienes se quedaron en su lugar de origen, entre muchos otros factores. Uno de los retos que viven tiene que ver con la sociedad: muchas veces se enfrentan con la indiferencia, y, en el peor de los casos, el rechazo.

Logo

Mito

Cuando oigas ese mito,
te proponemos algunos
argumentos para neutralizarlos

No soy xenofobo

"La llegada de personas venezolanas ha permitido que los colombianos demuestren su lado más solidario"

Fuente: "Crisis en Venezuela: 5 cosas que están cambiando en Colombia con la llegada de 2 millones de inmigrantes". BBC

El Estado colombiano, su gobierno y su sociedad, enfrentan uno de los retos más grandes de su historia reciente. La llegada de millones de colombianos retornados, colombo-venezolanos y venezolanos transformará la estructura social del país, su economía y su política, el relacionamiento de los ciudadanos con el Estado y entre los ciudadanos.

Fuente: Ronal F. Rodríguez, columnista de La Opinión

"proclamaciones contra el racismo y la xenofobia son justos, necesarios y bienvenidos"

Fuente: José Saramago. Fuente: Elisabeth Ungar Bleier, columnista de El Espectador.

Culpar a los venezolanos que recientemente han llegado al país, como algunos insisten, de nuestras desgracias y nuestros problemas como país es una salida mediocre y distante de la realidad que a ningún futuro sostenible conduce, y sí abre la puerta a riesgos inmensos que ningún Estado comprometido con el respeto de los derechos humanos puede permitir. ¡Frenar cualquier forma de discursos xenófobos es responsabilidad de todos nosotros!

Fuente: Un peligro llamado xenofobia; Fernando Posada, El Tiempo.