Cuando nos unimos logramos un gana a gana

la integración laboral nos beneficia a todos y todas, hace que las personas refugiadas y migrantes puedan aportar al país económica y productivamente y que saquemos provecho de lo valiosos de la diversidad.